Senderismo en familia

Una de las necesidades que nos inspiraron a crear el club Rocacabras fue la de realizar salidas adaptadas para los niños y las niñas desde edades tempranas. Y es que, aunque son bien recibidas las propuestas de cualquier club de senderismo, las rutas y los ritmos que estas presentan no son adecuadas para nuestros pequeños y pequeñas caminantes, además de que la la mayoría de los participantes en estas acciones son adultos y los niños realizan mejor la actividad entre iguales.

Así pues desde el club Rocacabras  se hacen rutas en las que se atiende a que:

1. Los participantes vayan a gusto, esto es, tanto con ropa cómoda y adecuada a la época del año, para lo cual se recomendará que en épocas de frío no se abrigue al pequeño o la pequeña demasiado puesto que la actividad física provocará que no sea necesaria demasiada ropa; como sin llevar ningún tipo de mochila ni peso, puesto que le puede limitar los movimientos y cansar.

2. La ruta sea adaptada y adecuada para ellos y ellas, no solo en distancia y dificultad, sino además buscando que les resulte atractiva y motivadora.

En vista de que los pequeños y las pequeñas del club Rocacabras tienen predilección por los ríos y arroyos, no está de más que se incluya una muda «porsi».

3. Las necesidades y ritmos de cualquier participante sean tenidos en cuenta, por lo que vamos sin horarios ni metas, disfrutando del entorno y adaptándonos al grupo que conformamos.

Ello propicia que realicemos tantas paradas como sean necesarias, para comer, jugar, observar…

5. El aprendizaje llega a través de la exploración que, además es una muy buena vía para la diversión y el entretenimiento; por lo que sin limitaciones y sin comprometer su seguridad, se procurarán situaciones que les permitan explorar.

6. Todos y todas en grupo y cada uno y cada una individualmente, disfrute de la experiencia, … que jueguen, exploren, canten, pregunten, aprendan, investiguen,… y se llene de risas el ambiente.

Unete al Club Rocacabras!

Pin It on Pinterest

Share This